martes, 27 de marzo de 2012

que si yo fui tu segundo plato, tu fuiste mi octavo cubata.

Venga vale, que no me apetece mirarte a la cara. Que si yo era pesada tu eras completamente molesto y que si yo fui tu segundo plato tu fuiste mi octavo cubata; que si uno más uno son dos, tu sobras en mi vida, que si me robaste una sonrisa no te preocupes tengo otras mil para regalarle a cualquier otro que no seas tú. Que si, que yo te quería, pero que tu también lo hacías con las mismas ganas. Que si tu me ignoras, para mi como si te parte un rayo. Que no te voy a dar el gusto de verme mal, confio en que llegue alguien de quien te enamores, que te haga mas daño del que tu me hiciste para que veas lo que duele. Venga vale, que si, que no te importo y vas diciendo por ahí lo niñata y tonta que soy, pues si, soy tan tonta y niñata como tu dices. ¿Pero si soy tan niñata porque tienes mi nombre en la boca siempre?

No hay comentarios:

Publicar un comentario