sábado, 19 de noviembre de 2011

simplemente.

Todo bien, hasta que llega un tiempo y la olvidas por completo. Hasta que vuelva a llegar otro tiempo que te haga recordarla, Entonces, cuando menos se lo espera, te acuerdas de esa cosa insignificante para el mundo, pero que te has dado cuenta de que es el mundo para tí, que no puedes vivir sin ella. Te acuerdas de ella. Quizás ella te haya olvidado, pero no, crees que ella sí te quería de verdad y por nada del mundo te olvidaría, cosa que para ti fue fácil. Ya no es lo mismo que antes, te trata diferente y te das cuenta de que la has perdido por completo, se ha buscado a otro y lo que tu creías no fue así. Debiste pensar las cosas antes de hacerlas, ya no hay vuelta atrás y tienes que afrontar lo que te viene. Ahora, simplemente no la tienes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario