miércoles, 30 de noviembre de 2011

levantate siempre.

Y hoy, he sido capaz de levantarme, mirar al frente y seguir adelante.
-Estoy bien, hasta que llega la noche. Me quito la pintura de la cara, y la sonrisa que llevaba puesta, la guardo. Es el momento de pensar. De recostarme en la cama, y quedarme mirando al techo. Se me pasan tantas cosas por la cabeza. Algunas veces, me escuecen los ojos, y hasta que no suelto las lágrimas, que no quiero que caigan, no me paran de escocer. Pienso muchas cosas. Hasta que al fin me quedo dormida, entre pensamientos y sueños. Al dia siguiente, me levanto me pinto la cara, saco la sonrisa que habia guardado y me la pongo. Un dia nuevo tiene que comenzar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario